Tiempo fuera positivo - Mamacoach

Tiempo fuera positivo

Tiempo fuera positivo

A veces, llegas a un punto en el que tienes que parar, en el que las emociones, el estrés y la autoexigencia, te desbordan y necesitas un tiempo para recolocarte, para serenarte. En mi caso, este verano ha sido un tiempo fuera positivo para mí, un espacio de tiempo en el que pensar, en el que reposar, en el que reencontrarme conmigo misma y replantearme quién quiero ser.

El tiempo fuera positivo es una herramienta de disciplina positiva que se utiliza cuando te das un espacio de tiempo para calmarte ante un desbordamiento emocional y así evitar tener una reacción descontrolada. Por ejemplo, cuando ves que tu hijo ha dejado el grifo abierto y se ha encharcado todo el baño, y decides que es mejor irte a la terraza a gritar y a respirar en lugar de poner el grito en el cielo.

No me gusta desaparecer sin dar explicaciones, y esa es un poco la sensación que tengo con las redes sociales. Hace prácticamente dos meses que no publico nada y la última vez que lo hice no dije hasta Septiembre. Y no estoy orgullosa de ello. Sin embargo, esta vez necesitaba un tiempo fuera positivo, necesitaba parar y distanciarme, ver las cosas con perspectiva. El curso pasado fue un curso lleno de emociones, subidas y bajadas, parecía que estaba en un montaña rusa. Y llegué a Julio abrumada por todos los cambios que había tenido en mi vida, desorientada y sin saber muy bien quién era y que quería hacer con mi vida.

Por suerte, el calor del verano, estar con mi familia, y tener un poquito de tiempo para mí sola, han hecho su labor y han permitido que vuelva llena de energía, con las pilas cargadas y deseando comenzar este curso para dar lo mejor de mí, tanto en lo profesional como en lo personal.

Así que aquí estoy de nuevo, tras mi tiempo fuera positivo, aquí estoy para ayudar a crecer, a ser feliz, a reencontrarse, a cumplir sueños a todos aquellos que decidan confiar en mí, aquí está la nueva versión de mí misma, con el trabajo personal hecho, tras haber puesto las cosas en su lugar y haberme reencontrado conmigo, como madre y como profesional.

Ahora tengo dos trabajos apasionantes, soy mamá de dos preciosos niños y coach personal y profesional, pero sin ninguna duda, soy yo, y soy feliz con lo que hago.Porque ser madre es mucho más.

0 Comments

Leave a Comment